Aikido

AIKIDO: Es la vía para la coordinación y armonía de la energía física y mental.

AI: Unión, Armonía, Amor.

KI: Energía, Fuerza vital

DO: Camino, Vía, Sendero

Traduciendo el concepto de Aikido:

“La Unión de la Energía en el Camino”

 
¿Qué es Aikido?
El Aikidō (合気道 o también 合氣道 usando un estilo más antiguo de kanji) es un gendai budō, o arte marcial japonés de origen reciente. Fue creado por Morihei Ueshiba (植芝盛平) a quien comúnmente se llama muy respetuosamente ō-sensei (大先生) o “gran maestro”.Ueshiba concibió el Aikidō a partir de su experiencia con el Daitō-ryū Aiki-jutsu (大東流合気柔術) una forma de jūjutsu con muchas técnicas conjuntas y la práctica del kenjutsu (剣術) o esgrima japonesa.
El Aikido es un arte orientado a la defensa, con una profunda base filosófica, en el cual el defensor redirige el movimiento y la energía del ataque a su oponente. Lo practican hombres y mujeres, sin importar su estatura, peso o edad. Es una de las artes marciales más difíciles y requiere años de práctica conseguir realmente defenderse a partir de sus técnicas.
El Aikido rechaza cualquier tipo de competencia. Enfatiza el desarrollo de la mente, el cuerpo y el espíritu hasta conseguir la completa armonía. Las clases consisten en observar la demostración de técnicas que lleva a cabo un profesor (sensei) y luego se debe trabajar con uno o varios compañeros intentando repetir los movimientos, mejorando de esa manera la técnica y logrando una mayor comprensión del Aikido. La movilidad, la posición, la precisión y la coordinación son elementos importantes para ejecutar las técnicas y los estudiantes aprenden a llevarlas a cabo de manera flexible y adaptativa.
¿Qué es Iwama Ryu?
En su evolución, el Aikido ha tenido varias fases, una de ellas, es la comprendida desde el año 1941, cuando el fundador se mudó a un pequeño pueblo llamado Iwama en la provincia de Ibaraki. allí continúa la intensa practica del fundador lo cual lo llevó a alcanzar un nivel de perfección del manejo de su técnica. Por esta razón fue catalogado como el principal Budoka de su tiempo.
Durante la post-guerra el Aikido comenzó a expandirse por todo el territorio de Japón. O’Sensei viajaba de manera permanente y estableció como regla que sus estudiantes tenían que entrenar las armas Aiki (Bokken and Jo) en Iwama. Por este motivo, mientras en otras provincias, las técnicas de las manos vacías eran entrenadas (Taijutsu), en el Dojo de Iwama el nivel de intensidad de las practicas diarias, incluyendo el entrenamiento de armas, causó que se creara una mística; la cual es recordada con el nombre de Iwama Ryu (la escuela de  Iwama).
Este es el origen del nombre de dicho estilo y lo que hace esta interpretación del Aikido tan peculiar, marcando una distinción de las demás. Iwama Ryu, más que un nombre, es sinónimo de práctica y enseñanza del Aikido muy apegado a la forma original del fundador; conservando así para las futuras generaciones.
El estilo tradicional Iwama Ryu intenta preservar la práctica del Aikido tal cual la enseñaba el fundador, no sólo en lo técnico, también en los códigos del Bushido (Camino del Guerrero), siendo estos el respeto, la tolerancia, la humildad y la perseverancia.
El maestro que dio inicio al Aikido Tradicional fue Morihiro Saito, quien practicó bajo la supervisión del fundador durante 23 años, quien luego de su muerte continuó con la labor de la enseñanza del Aikido. El maestro Morihiro Saito falleció el 13 de mayo del 2002, siendo sucedido por su hijo el maestro Hitohiro Saito.
Una de las características principales del estilo Iwama Ryu, es que le da la misma importancia de práctica a las técnicas con armas (bokken y jo, sable de madera y bastón corto respectivamente) y las técnicas corporales, que no pasa en todas las escuelas de Aikido. También se busca una constante perfección en la correcta ejecución de las técnicas a través de un aprendizaje progresivo, en donde en un principio los ejercicios se realizan lentamente y ajustadamente hasta adquirir un cierto dominio, y poder hacer las técnicas con fluidez, efectividad y contundencia, llegando así al objetivo de todo Budo (Sendero del Guerrero), que es que el arte marcial pueda servir como defensa.
El Budo no se pierde sólo en las técnicas de combate, también revaloriza el legado heredado por sus antecesores samuráis, que se respaldaban en un fundamento fuertemente ético y moral, el respeto por el profesor, sus iguales y sus enemigos, la tolerancia, la caballerosidad, la generosidad, el cuidado de su gente y sus lugares de práctica, eran pilares fundamentales, que si estos no se respetaban no había posibilidad de crecimiento y progreso como individuos, sociedad o institución. Así en el Iwama Ryu se mantienen estos principios del Budo enriqueciendo el Aikido y completando integralmente a las personas que lo practican y buscan el verdadero Budo.
El maestro Morihiro Saito se encargó de compilar todas las técnicas aprendidas con el fundador del Aikido, el gran maestro Morihei Ueshiba, y conservar sus valores éticos del Budo. También dio gran difusión a nivel mundial de este estilo a través de seminario de práctica en distintas países, como Francia, Alemania, Estados Unidos, Italia, etc; además fue el guardián por más de 50 años de la casa y del Templo del fundador Morihei Ueshiba. Lugar donde por muchos años recibió practicantes de todo el mundo para recibir sus enseñanza.
Actualmente la escuela Iwama Ryu es dirigida por su hijo el maestro Hitohiro Saito, quien comenzó su práctica a la edad de 7 años primeramente con el fundador, continuando con su padre y maestro Morihiro Saito. El maestro Hitohiro Saito, no sólo continúa con el gran emprendimiento que comenzó su padre de conservar este Aikido Tradicional, también se caracteriza por una técnica impecable y demoledora, y su espectacular didáctica en la enseñanza del Aikido.